viernes, 25 de febrero de 2011

Finlandia día 2.


Siempre escuche que las cosas materiales no tienen valor, que van y vienen o que las cosas son cosas y nada mas.

Se nota que quien inventó eso nunca estuvo en un país con 10 bajo cero, lleno de nieve, sin una sola campera, con zapatillas de tela, y encima, le perdieron su equipaje!!!! Por fortuna la oficina de reclamos estaba dispuesta a solucionar mis problemas, suplieron mis camperas, calzas térmicas, medias, guantes y gorro de lana, con un hermoso kit de belleza en donde podía encontrar un dentífrico, una crema y una maquinita de afeitar, ¿QUE MÁS SE NECESITA PARA COMBATIR EL FRÍO?

Camino al hostel pensaba ¿que es de la vida de las valijas perdidas? ¿Quienes las encuentra? ¿Mi remera de la suerte le dará suerte también al nuevo dueño? El afortunado tendrá una idea para que sirven los dos kilos de ese paquete azul y rojo llenos de pasto seco? Gracias a Dios todas estas preguntas siguen sin respuesta, ya que la mañana del día siguiente mi pequeño mundo transportable volvía a mis brazos. Un reencuentro digno de ser televisado por Franco Bagnato...

1 comentario:

  1. yo quiero una calco de Jerry Thomas!
    Lo material no importa es cierto pero si perdias la chancha, que dramón no?

    ResponderEliminar